viernes, 31 de julio de 2009

España preside la UE en 2010: ¿Por qué es un reto?

..
..
En apenas un cuatrimestre España se enfrenta a un reto esencial en su vida política, y el 72 % de los españoles lo desconoce por completo. La Presidencia del Consejo es una figura institucional poco conocida, se percibe como una de esas peculiaridades raras de la Eurocracia que el ciudadano no comprende, pero la circunstancia merece un mayor análisis. España entra a presidir en enero de 2010, y además inaugura una nueva modalidad, el trío rotario, es decir inicia el turno que continuarán Bélgica y Hungría hasta junio de 2011.

El Programa del Trío de Presidencias abordará las nuevas etapas de las grandes políticas de la Unión: la Agenda Social, el Plan de Energía 2010-2012, el Plan de Ejecución del paquete Cambio Climático que se acuerde en Copenhague, la Estrategia económica de la famosa Agenda Lisboa o el Espacio de Libertad, Seguridad y Justicia en la fase 2010-2014, que sustituirá al programa de La Haya. Todo ello con los notables cambios que supondrá el Tratado de Lisboa, cuando entre en vigor, una vez superado el trámite del referendo irlandés el 2 de octubre (Dios mediante).

Las prioridades se establecerán aquí, se marcaron pautas generales desde nuestro Consejo de Ministros, ya lo hizo a principios de 2009. España apunta maneras, aunque no somos optimistas vista la triste trayectoria de la actual administración en materia de Exteriores, pero la intención es buena ya que concede máxima relevancia a la unión política, hasta ahora inexistente de facto. Para España debe suponer no sólo maximizar además los intereses nacionales, sino sobre todo la ocasión de proyectar nuestra visión de Europa y fraguarla con los instrumentos que la Presidencia de turno brinda.

Hasta la fecha los resultados son dispares y este sistema ha dejado ver serias carencias en el objetivo de ser un órgano coordinador y de representación comunitaria. ¿Ha sido motor de la UE realmente o una ocasión más para alentar los intereses nacionales? Ambas cosas, la Presidencia ha crecido en atribuciones resultando hoy una institución híbrida y bastante compleja, aún así no es osado establecer que su funcionamiento se ha basado en la suma de intereses del conjunto de la UE.

Uno de los aspectos claves es la representatividad en la polarización de la política mundial, y ahí España va a resultar privilegiada con una agenda muy notable en su turno presidencial. Desde aquí seremos anfitriones de cumbres como Unión Europea-Estados Unidos, y Unión Europea-América Latina y Caribe, lo que dará a nuestra Presidencia unas dimensiones euroamericana, mediterránea y africana. Durante ese semestre además se celebrarán las cumbres de la UE con Japón, Rusia y Canadá, y de especial interés la Cumbre bianual de la Unión por el Mediterráneo, como ocasión para impulsar de nuevo el ambicioso y tristemente relegado Proceso de Barcelona.

Sin duda, estas cumbres internacionales son una gran oportunidad para que nuestro Ejecutivo demuestre su capacidad de controlar la agenda en relación con las políticas de Vecindad, cruciales para asegurar el equilibrio y la estabilidad de la región, donde España ocupa una posición estratégica clave. De todo ello se está encargando en estos momentos la Comisión Delegada del Gobierno para la Presidencia Española de la Unión Europea. Seguiremos sus avances y aquí los contaremos.


domingo, 12 de julio de 2009

Premio Espacio Europa

Quiero aprovechar la jornada de descanso dominical para agredecer al jurado de los Premios Espacio Europa por concederme un accésit al mejor Blog sobre Europa. Sin duda me parece inmerecido, pero al agradecimiento sumo mi compromiso personal de superación, y de seguir trabajando por una Europa más unida, más libre y más democrática.

Gracias amigos.